En el diseño y fabricación de la exposición que llevaremos a Ciudad de México nos hemos visto enfrentados y enfrentadas a varios desafíos técnicos y materiales. Por suerte nos hemos encontrado un lugar increíble para trabajar (el cual hemos bautizado como Galpón Pichón) y contamos con la ayuda de amigos y amigas, que a diario nos visitan, trabajan y juegan en este nuevo espacio. Son estas instancias de vinculación las que dan sentido a lo que hacemos, ya que no solo estamos preparando una muestra del trabajo del colectivo, sino que también lo hacemos desde lo colectivo.

Este es nuestro nuevo centro de operaciones y jamás lo devolveremos!